viernes, 6 de noviembre de 2009

El León y el Cordero

El León y el Cordero


Las Escrituras se refieren a Jesucristo, tanto como el Cordero y como el León (Isaías 31:4; Oseas 5:14; Apocalipsis 5:5). Es decir, Jesucristo tiene cualidades que nos recuerdan de estos dos animales. Con respecto a la expiación, Cristo es la encarnación de ambos el Cordero y el León. Como el "Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo" (Juan 1:29) que sumisamente, humildemente y con la inocencia frente a sus acusadores se dirigió a la masacre, en última instancia, sufriendo la muerte en la cruz.

Como el león, que con fuerza y el poder ha vencido la muerte y está exaltado en el cielo, que reina por siempre jamás con la majestad perfecta en su reino de Santos. Isaías comparó al Señor a un león: "
Porque así me ha hablado el Señor: Como gruñe el león o el cachorro de león sobre su presa,cuando se llama contra él a todos los pastores,sin dejarse intimidar por sus gritos ni amedrentarse por el tumulto,así el Señor de los ejércitos bajará a combatir sobre la montaña de Sión y su colina."(Isaías 31:4).

Apocalipsis 5:5-6 Ubica all león y el cordero en el mismo escenario. En Apocalipsis 5:6 Cristo es llamado "Cordero", pero en 5:5 se le llama "León", una criatura hostil y adverso para el Cordero. Cristo como el Cordero que es el retrato de la sumicion, como una víctima de sacrificio que es "como un cordero llevado al matadero" (Isaías 53:7), o el que accedió a descender por debajo de todas las cosas. Cristo como el León muestra que tiene poder sobre todas las criaturas y es un majestuoso rey sin miedo (como un león es "rey de las bestias"), que posee una gran fuerza. En este contexto, el título es especialmente apropiado, porque así como un león prevalece sobre las demás criaturas, así también Cristo prevalece para abrir el libro con siete sellos (Apocalipsis 5:5) .

"Jesús es un miembro" de la tribu de Judá ", cuyo emblema es el león (Gen. 49:9)."

Symbols and Shadows: unlocking a deepest understanding of the atonement


Donald W. Parry and Jay A. Parry

martes, 29 de septiembre de 2009

UN MUNDO DE TRANSFORMACIÓN PARA BARRY BEGAY

LA FE PRESEDE AL MILAGRO


He allí a Barry, corriendo como el viento, descalzo, sin sombrero, con su pelo suelto, pantalones guardapolvos viejos y una camisa remendada; su rostro moreno a causa del sol y viento de Arizona y del color de sus padres también. Barry y sus pequeños hermanos y hermanas son un grupo vivaz al que le gusta jugar en los alrededores de su "hogan"* de adobe.

Al internarnos en la vivienda de los Begay, los vemos sentados sobre el piso de tierra mientras que participan de la comida. Para hoy tienen pierna de cordero y pan frito**. No tienen cucharas ni tenedores. La leche no es parte de su dieta, pues no tienen una vaca que ordeñar. Tampoco las ensaladas, pues les hace falta un huerto. Sus alimentos son muy escasos.

Barry tiene siete años. Su hermanito más pequeño anda desnudo, exhibiendo su cuerpecito moreno. Sus hermanas llevan faldas largas y amplias, como su madre, y blusas adornadas con algunas monedas de plata.

La madre lleva una desgastada falda de pana color púrpura que le llega casi a los tobillos; el cinturón es de un tono verdoso; su calzado son unas botas atadas con cordones hasta las rodillas. El cabello lo lleva recogido en la parte de atrás en un moño sujeto con una cinta de lana blanca. El padre es delgado y alto; lleva un sombrero de alas enrolladas hacia afuera que no se quita ni para comer. Parecen ser una familia reservada en cuanto a muestras de afecto, pero es evidente que en su humilde morada reinan el cariño y el sano orgullo.

Ha transcurrido ya un tiempo. Ahora disfrutamos de días luminosos y veraniegos. En tierra de navajos, Berry Begay va pastoreando el rebaño de ovejas. El pasto parece crecido, seco y polvoriento. El escuálido perro muestra señas de desnutrición, pero con sus ladridos y pequeños mordizcos, va arrollando a los animalitos lanosos. El pequeño en verdad tiene la responsabilidad de un hombre mayor, pues hay coyotes y animales rapaces en los alrededores que andan muriéndose de hambre en medio de ese valle estéril, y ante el asecho las ovejas son posesiones preciosas. Ellas les proveen la carne para su sustento; las pieles las utilizan para cubrir el helado suelo de su ' 'hogan'', haciendo las veces de alfombras, sillas, camas y cobertores. La lana la venden en el puesto mercantil local o la reservan para cardarla, hilarla y tejerla en alfombras que intercambian por harina, ropa y alimento.

Bajo la sombra del solitario árbol de cedro, Mamá Begay, quien es una experta tejedora, se sienta sobre el suelo y trabaja afanosamente en su telar, urdiendo y tramando los hilos recién teñidos de brillantes colores para producir un complejo diseño de figuras.

Han pasado dos años y es hora de que Barry, habiendo cumplido ya los nueve años de edad, empiece a asistir a la nueva escuela pública que queda a sólo unos cinco kilómetros y medio de la casa. La pequeña Susi podrá sustituirlo en pastorear a las ovejas y ahuyentar a los animales rapaces. Para Barry será una larga caminata y algunas veces el viento será despiadado; otras, el sol arderá como la llama de un soplete de soldar, y habrá ocasiones en que la nieve estará fría y congelante; pero unos padres amorosos, en sus ansias de dar a sus hijos las oportunidades que ellos nunca tuvieron, han decidido que vale la pena el sacrificio.

Llega otro día de verano y el viento arremolinado recoge y se lleva las plantas rodadoras danzando por todo el valle. Aparecen entonces dos jóvenes de límpida apariencia y de tez clara que se aproximan al "hogan". En esos momentos Papá Begay está reparando su carreta y Mamá, sentada bajo el cedro

nudoso y curado por la intemperie, está tejiendo en su telar.

"¡Buenas tardes!" saludan en lenguaje navajo (Yateheé), mientras se limpian el sudor de la frente y se presentan como misioneros de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. Los Begay han oído hablar antes sobre los élderes. A pesar de la barrera del idioma, Juan y María Begay parecen comprender que el libro del cual hablan los misioneros es la historia de sus "antepasados", de muchos siglos atrás. Todo parece indicar que el espíritu que acompaña la extraña mezcla de palabras y señas es de un "tipo familiar''. El genuino interés en el mensaje y la simpatía hacia la agradable personalidad de estos jóvenes ministros traen como resultado muchas horas de enseñanza y aprendizaje. Tiempo después llega el día en que los Begay se bautizan en la pequeña laguna cercana a su hogar. Ahora que se han convertido en miembros de la lejana Iglesia de Salt Lake City (Utah), gozan de un grato sentimiento de seguridad y aceptación.

Barry ha cumplido los diez años ya, y vigoroso, inquieto, sonriente y juguetón, pastorea las ovejas nuevamente este verano. En la casa-remolque donde Barry ha recibido clases de seminario para los indios, los misioneros anuncian un fabuloso programa nuevo. Es posible que Barry se vaya a vivir a otra ciudad lejos de su casa para vivir en un hogar más cómodo, asistir a una escuela de enseñanza superior y aprovechar otras oportunidades jamás soñadas en la reserva india. Al principio les parece inconcebible a sus padres enviar a su pequeño tan lejos y por tanto tiempo. Pero, convencidos de que es por el bien de Barry, deciden aceptar la propuesta.

Toda la familia se dirige hacia el punto de reunión, a un día de viaje de donde viven, y con sólo algunas lágrimas en los ojos, pero con los corazones emocionados, suben a su pequeño al gran autobús, que además lleva a otros treinta indiecitos. Con entereza de determinación, la familia queda inmóvil como estatuas, mientras que ven desaparecer el autobús en el horizonte. Con la ausencia de Barry, se siente un poco vacío el "hogan", pero todo sea por las oportunidades que podrá aprovechar.

A los pocos días, los Begay reciben un abultado sobre conteniendo una carta de los Smith, la familia adoptiva de la cual Barry ya se ha convertido en un miembro querido. Los Smith les cuentan de los asistentes sociales que hicieron encuentro al bus y que aman al pueblo indio. Les cuentan también que a Barry le cortó el pelo un peluquero voluntario; otras amables personas lo han bañado y le han lavado el cabello con champú y luego lo han llevado a exámenes con el dentista y con otros doctores y enfermeras, todos los que han donado su tiempo sin esperar ninguna recompensa. En la carta también mencionan la timidez y el silencio inicial de Barry y su posterior transformación al sentir el cariño que se le tiene en su nuevo hogar y familia.

Para los veranos, Barry regresa a la reserva a pastorear de nuevo las ovejas. De vuelta en el "hogan'', en el que ahora hay camas y una mesa con sillas, trata de ayudar a su familia a adquirir el hábito regular de hacer oraciones familiares de rodillas, "a la manera del Señor''. Barry también les ha estado enseñando cómo hablar mejor el inglés. Los domingos, los Begay viajan a una rama distante de la Iglesia, en donde Barry ayuda a repartir la Santa Cena y da discursos en las reuniones, contándoles sus experiencias en la tierra del norte.

Otro verano ha llegado a su fin y de nuevo la familia se encuentra en el mismo punto de reunión. Esta vez no son uno, sino tres los que bajan de la carreta de los Begay y suben al gran autobús que va hacia el norte. Las dos hermanitas de Barry se sienten temerosas, pero a la vez muy ansiosas por la experiencia que les espera. Con los corazones y los brazos casi vacíos, los papás Begay regresan al "hogan" con sus hijos más pequeños. Han tenido que considerar muchos aspectos al hacer estos sacrificios personales.

Al llegar a Utah, Barry reanuda contento sus antiguas amistades. Está inscrito en el programa de seminarios y en la AMM (Asociación de Mejoramiento Mutuo de los jóvenes). Participa en comedias, grupos musicales y en actividades de atletismo. Ya se ha convertido en un presbítero. Ahora ya puede enseñar el evangelio y bautizar con autoridad, así como bendecir los emblemas de la Santa Cena. No

hay privilegio, de los disponibles para cualquier otro muchacho de su edad, que se le niegue a este valiente joven que crece y se desarrolla a pasos agigantados.

Muchos años llenos de acontecimientos han pasado ya. Es la noche de la graduación y Barry, ataviado con toga y bonete, recibe su diploma de la secundaria. Durante sus años escolares fue presidente de su clase y muy conocido como un jugador veloz, fuerte y acertado del equipo de baloncesto de su barrio.

Mientras tanto, en su hogar de la reserva, sus fieles padres han prosperado mucho. Ya no gastan su dinero en tabaco ni en licor, sino que lo invierten en cosas productivas. Barry se sorprende al encontrar esta vez un agregado de dos cuartos frente al "hogan". Las ventanas tienen cortinas y los pisos de madera alfombras; también hay un estante para platos, ollas y sartenes. El evangelio y las asociaciones de la Iglesia están obrando milagros con la familia Begay.

Otro año en la historia. Vemos a dos jóvenes de diecinueve años, un moreno y el otro de tez blanca, conduciendo un "Rambler" hacia un grupo de "hogans". Barry, el élder indio, toma la palabra, puesto que domina las dos lenguas muy bien. El conoce la idiosincrasia de esa gente, al igual que sus modismos, expresiones y reacciones. Aquí nuevas familias se convierten al evangelio. Desechan el café y lo sustituyen por leche. Ya no habrá lugar para el alcohol entre estas buenas personas —ese dinero que antes desperdiciaban se utilizará ahora en la reparación de sus viviendas. En el río, veinte hombres, mujeres y niños entran en las aguas bautismales para pasar a formar parte del redil de la Iglesia de Cristo. Se organiza una nueva rama y se nombra al élder Begay como el primer presidente de la misma, que pronto habrá de ser sustituido por los indios conversos del lugar a medida que se les capacite. Con honda emoción, el élder Begay le habla a su gente: "Me siento orgulloso de ser mormón. Me siento orgulloso de ser indio. Iré a la Universidad Brigham Young y sacaré una carrera con la que pueda servir a mi pueblo".

Los dos años de su misión han volado como por arte de magia. El éder Begay se despide de sus compañeros de misión, pasa unos días en su hogar para descansar y reposar un poco, ponerse sus viejos pantalones guardapolvos,correr con el perro, cuidar el rebaño y para contarle más a su querida familia sobre el glorioso mensaje que ha aprendido. Les cuenta también de la bella y culta señorita india que conoció en la universidad y de su interés romántico en ella. Al regresar a la universidad, la generosa y certera tribu le otorga una beca con la cual se hace posible la continuación de sus estudios.

"El tiempo vuela como un relámpago". Nos encontramos ahora en el bello templo dedicado en "Santidad al Señor". El salón es grande y los muebles exquisitos. La alfombra marrón contribuye a conservar la sagrada quietud del lugar. Muchos indios y otros han acudido a la ceremonia, incluyendo a los cuatro padres: los reales y los adoptivos, tan atentos, nobles y generosos. El transcurrir de los años y las amistades han obrado algunos cambios en Juan y María Begay. Ella se ha cortado ese cabello que años atrás llevaba recogido en un moño. El viste traje formal, zapatos lustrados y ropa aplanchada. Allí lo vemos hoy, erguido y moreno, muy apuesto con su blanco traje del templo. María sigue amando sus colgantes y collares de abolorios y sus piedras turquesas, su plata y terciopelo, mas ha modernizado su manera de vestir y de peinarse. Rebosante de inaudita felicidad, espera ansiosa el momento de ser sellada a su fuerte esposo por toda la eternidad; sí, a ese hombre con quien ha compartido alegrías y penalidades, vicisitudes y privilegios, infortunios y desgracias.

¡Qué gozo de observar a la bella pareja, Barry y Gladis, su radiante elegida, contemplarse mutuamente, arrodillarse y ser sellados por la eternidad! Ella se enjuga las lágrimas y sus ojos brillan de la emoción.

Y ahora, Juan y María también se arrodillan frente a frente en el altar. Sus rostros, que una vez parecieron carecer de toda expresión, hoy lucen radiantes de gozo. Hay una nueva luz en esos ojos. Vestidos con sus ropas blancas del templo se asemejan a seres celestiales. Después de la solemne ceremonia sacerdotal, María se convierte en la esposa de Juan por toda la eternidad. Estas son, vosotros

ya sabéis, lágrimas de éxtasis y gozo y de naturaleza santa.

El día de hoy se ha ido y amanece un nuevo mañana. En el recinto de la universidad, se oye una solemne marcha en el órgano. Los graduandos desfilan, en togas oscuras y bonetes con borlas distintivas, del punto de reunión al auditorio. Allí en la sexta fila están sentados los padres Begay, radiantes de felicidad, al igual que Gladis, con sus dos pequeñitos al lado y un bebé entre sus brazos. Se ven muchos graduandos indios en las filas; Barry es uno de ellos. ¡Qué apuesto y sereno luce! En seguida, el rector de la universidad hace entrega de los títulos de doctorado. Cuando escucho el nombre de Barry Begay, me da un vuelco el corazón. ¡Barry Begay con un grado de doctor! ¡Nuestro Barry Begay, con un Ph. D! ¡Sí, nuestro Barry Begay mismo! ¡Todos nuestros esfuerzos, nuestras desilusiones, penalidades, luchas contra las fuerzas opuestas; toda nuestra espera y nuestra lucha, y nuestras oraciones resultan hoy pequeños ante la culminación de este sueño hecho realidad! Juan, María y Gladis esperan modestamente su turno para expresar sus sentimientos de amor y orgullo a su Dr. Barry Begay.

Nuestro escenario se traslada ahora a Windowrock (Arizona). Han pasado ya muchos años. Desde su escritorio, ocupando una posición clave como consejero de tribu, Barry Begay ejerce hoy poderosa influencia entre su pueblo. Gracias a sus esfuerzos y a los de sus colegas, los indios pueden hoy viajar en mejores vehículos por carreteras más seguras hacia mejores hogares. Ahora cuentan con servicios de electricidad, de agua, teléfono, radio y televisión. Los enfermos de los hospitales reciben mejores tratamientos, gracias a que cuentan con equipo moderno, y hoy son enfermeras indias las que atienden a los pacientes para los que los doctores indios hacen recetas y a los cuales someten a operaciones. Los fondos de las tribus que se derivan del combustible, aceite, carbón y madera de construcción garantizan la educación universitaria de cada niño indio. Los indios son expertos en las granjas, en las praderas y en las platerías. Hay maestros indios que están instruyendo a los niños pequeños; abogados indios atendiendo casos legales. Los indios especializados son prominentes en posiciones administrativas, en la industria, los negocios, gobierno y en puestos de docencia en universidades. Hay gobernadores, senadores y elocuentes y notables individuos laicos indios.

Vuelve a cambiar el escenario y transcurren otros años más. Nos encontramos en un día domingo, reunidos en una conferencia de estaca en la que predomina la congregación india. Los integrantes del coro de cien voces son todos morenos, a pesar de que ahora lucen más claros. Por mucho tiempo han sido un pueblo deleitable. Han venido algunas Autoridades Generales de Salt Lake City. El sumo consejo y los obispados, predominantemente indios, se sientan al frente en el estrado del recién terminado centro de estaca y barrio. La solemnidad impera en el lugar. Las miradas y los oídos de los tres mil asistentes están fijos en el impresionante hombre que se levanta y se para frente a la congregación para dirigirles la palabra. Es el presidente Barry Begay, ex obispo, el que hoy le habla profundamente a su pueblo. Todos sus hijos están creciendo con la educación debida. Su hijo, Barry sirve actualmente en una misión regular en Bolivia.

Es el presidente Begay, el doctor Begay, el hermano Begay, el élder Begay el que hoy administra bendiciones a los enfermos del hospital del lugar, el que da sermones en los servicios funerales, el que ayuda a su pueblo con sus problemas maritales, morales y financieros. Sí, es nuestro Barry Begay, aquel pequeño niño que hoy se ha convertido en un gran hombre.

viernes, 24 de julio de 2009

Raukeeyang


La Figura #4 del Facsimile #2 del libro de abraham corresponde a la palabra hebrea Raukeeyang, que significa expansión, o sea, el firmamento celeste; también un símbolo numérico egipcio que significa mil; corresponde a la medida del tiempo de Olíblish, que es igual que Kólob en su revolución y su computación de tiempo.

La Barca de Sokar era en si la nave de los Mil, la cual simboliza los ciclos de los cielos y el universo. El alcon momificado con alas extendidas es la antigua representacion memphita de la extencion del cielo. Este alcon abarca la extencion de los cielos para hacer retroceder las tinieblas y llenar la extencion de los cielos con Luz. lo cual demuestra que la explicacion de jose smith da en el blanco

Michael Dennis Rhodes, "A Translation and Commentary of the Joseph Smith Hypocephalus," Brigham Young University Studies, Spring 1977, p. 270

lunes, 20 de julio de 2009

Jesucristo y Abel , su similitud y simbolismo


Abel era un Pastor (Moisés 5:17).
Cristo es el buen Pastor (Juan 10:11).

Abel ofreció una ofrenda aceptable, la cual consistía en un cordero sin mancha, el primogénito de su rebaño (Moisés 5:20).
La ofrenda de Cristo fue aceptada por Dios y fue tipificada en la ley de moisés por medio de el sacrificio de un cordero sin mancha, si, el primogénito.

La ofrenda de Abel involucraba el derramamiento de sangre (Moisés 5:20).
El sacrificio de Cristo involucraba el derramamiento de su propia Sangre (Moroni 5:2).

Al hacer su ofrenda, Su Hermano Cain estuvo en oposicion a Abel (Moises 5:21).
Al hacer su ofrenda y Expiacion, su hermano Lucifer se opuso a Cristo (Abraham 3:27–28).

Abel anduvo en santidad ante Dios (Moises 5:26).
Jesus anduvo en santidad ante Dios el Padre(2 Nefi 31:7; 3 Nefi 11:7).

Abel fue muerto por su hermano Mientras estaba en el campo (Moises 5:32).
Jesus fue muerto por su hermano (Satanas fue el causante de su muerte) Mientras estaba en el campo(o viña o la Tierra).

Deacuerdo con Philo de Alexandria, el nombre Abel significa "Refiriendose a Dios."7
Una representación más tradicional de este nombre hebreo seria "transitorio" o "desapareciendo". "8 lo cual parece apropiado ala luz de la corta vida de Abel.Una fuente Judia registra : "Después de un tiempo, Eva tuvo otro hijo, a quien llamo Hebel, porque, dijo que había nacido para morir." 9 "Hebel" es la transliteración del nombre hebreo "Abel".
Jesús es el Hijo de Dios, cuya vida y enseñanzas "se refieren" o apuntan a Dios el Padre (Juan 14:6). Además, Jesús "nacio,para morir."

FUENTES
7. Ver Philo of Alexandria, "De Sacrificiis Abelis et Cain," 94.
8. Ver Smith and Cornwall, Exhaustive Dictionary of Bible Names, 2.
9. Ginzberg, Legends of the Jews, 1:107.

sábado, 18 de julio de 2009

Pueden los hombres llegar a ser como Dios?




Pregunta:
¿Por qué los Santos de los Últimos Días perpetuan la misma mentira que el diablo le dijo a Adán y Eva, de que "serian como dioses"?

Respuesta:
Los críticos tienen razón, el diablo mintio en el Jardín del Edén, pero mezclo su mentira con la verdad. Leamos el texto y veamos lo que Dios le dijo a Adán que sucedería si participaba del fruto del árbol del conocimiento del bien y del mal, y luego lo compararemos con lo que el diablo dijo que pasaría. Luego veremos lo que Dios observó después que habian comido el fruto prohibido . La declaracion en cuestión se encuentra en el capítulo 2 del Génesis, los versículos 16 y 17


Y mandó Jehová Dios al hombre, diciendo: De todo árbol del huerto podrás comer; mas del árbol de la ciencia del bien y del mal no comerás; porque el día que de él comieres, ciertamente morirás.




luego El diablo entró en el jardín y habló con Eva. En Génesis 3:4-5 leemos:

Entonces la serpiente dijo a la mujer: No moriréis; sino que sabe Dios que el día que comáis de él, serán abiertos vuestros ojos, y seréis como Dios, sabiendo el bien y el mal.

En este pasaje vemos que la serpiente realmente no mezcla la verdad y la mentira. Él dijo una mentira y dos verdades: sus ojos se abrirán, (Verdad) seréis como dioses, conocedores del bien y del mal, (Verdad) Seguramente no habéis de morir, (mentira) Adán y Eva comieron del fruto del árbol y ¿Qué pasó? Así como dice el diablo, sus ojos se abrieron, se dieron cuenta de que estaban desnudos y se escondieron. Entonces, asi como el diablo había dicho se volvieron como uno de los Dioses.


El Versiculo 22 relata la palabra de Dios que confirma que esta parte de la declaración de la serpiente era verdad, no una mentira: "Y el Señor Dios dijo: He aquí el hombre es como uno de nosotros, sabiendo el bien y el mal " Sin embargo, Adán y Eva fueron expulsados del Jardín del Edén y de la presencia de Dios, por lo que murieron espiritualmente y algún día moririan físicamente.asi que , Adán y Eva si mueren, exactamente lo contrario de lo que habia dicho el diablo. Esta fue la Mentira de Satanas. Sin embargo, en perfecta claridad, las Escrituras nos muestran que las otras cosas que Satanás les dijo eran verdad. Los críticos sin duda se apresuran a señalar que el diablo les dijo que podrían llegar a ser como dioses. ¿No se dan cuenta de que Dios lo esta verificado en versículo 22?

Un hermoso recordatorio de nuestra capacidad de ala larga convertirnos como Dios se encuentra en Juan 10:34-36

Jesús les respondió: ¿No está escrito en vuestra ley: Yo dije, dioses sois? Si llamó dioses a aquellos a quienes vino la palabra de Dios (y la Escritura no puede ser quebrantada), ¿al que el Padre santificó y envió al mundo, vosotros decís: Tú blasfemas, porque dije: Hijo de Dios soy?

domingo, 12 de julio de 2009

La relatividad del tiempo




Varios pasajes de las Escrituras indican que la forma en que percibimos el tiempo en la tierra tal vez no sea la forma en que el tiempo en realidad es en el universo. En Alma 40:8, se nos dice que sólo para los hombres está medido el tiempo y que para Dios todo el tiempo es como un día. En otros pasajes de las Escrituras, se nos dice que todas las cosas están presentes ante los ojos del Señor (véase D. y C. 38:2; Moisés 1:6). Los versículos 4 a 7 de la sección 130 indican un concepto semejante, a saber, que lo pasado, lo presente y lo futuro están continuamente delante del Señor y que el tiempo es relativo al planeta en el cual se vive.

Solamente en el siglo veinte se ha comenzado, en el campo de la física, a hablar del tiempo y del espacio en una forma que concuerda con esas declaraciones reveladoras. A comienzos del presente siglo, Albert Einstein planteó lo que se conoce como la teoría de la relatividad. Einstein expuso que lo que los hombres habían supuesto como verdades absolutas en el mundo material —espacio, gravedad, velocidad, movimiento, tiempo— no lo eran en absoluto, sino que todas estaban relacionadas entre sí. De ahí que la teoría se haya llamado de la relatividad. En la actualidad, los físicos convienen en que el cuadro de referencia de una persona con relación al tiempo variará según su posición relativa en el espacio.

Einstein también mostró que si un cuerpo se mueve a alta velocidad (aproximándose a la velocidad de la luz, que es de 300.000 kilómetros por segundo), el tiempo de ese cuerpo disminuye en relación al tiempo de un cuerpo que está en la tierra; y que, para el cuerpo en movimiento, el espacio se contrae. En otras palabras, el tiempo y el espacio no son dos cosas separadas, sino que están correlacionadas. Los físicos llaman a este fenómeno el continuum espacio-tiempo [Continuum espacio-tiempo: (Física) Conjunto de elementos tales que se puede pasar de manera continua de uno a otro; continuum espacio-tiempo: En las teorías relativistas, espacio de cuatro dimensiones, de las cuales la cuarta es el tiempo]. Si un cosmonauta fuera a viajar por el espacio a velocidades cercanas a la velocidad de la luz, aunque a él todo le parecería perfectamente normal, a otro que estuviera en la tierra le parecería como que el reloj de aquél estuviera marchando más lentamente,como si el corazón de aquél le estuviera latiendo más lentamente, como si el metabolismo del cosmonauta se le hubiera vuelto más lento, etc. En realidad, el viajero espacial envejecería más lentamente que la persona que se quedara en la tierra. Aunque la mente finita tiende a rechazar tales conceptos, la teoría de Einstein indica que los hombres son víctimas de sus propias percepciones limitadas. La realidad del hombre es el producto de su posición relativa en el continuum espacio-tiempo.




De acuerdo con esta teoría, si un ser alcanzara la velocidad de la luz, para ese ser todo el espacio se contraería al punto de que éste estaría “aquí” para él, y todo el tiempo disminuiría su marcha hasta que para él llegara a ser el “presente”. En las descripciones de Dios, se emplean términos relacionados con la luz para describir su naturaleza. El es un ser de luz y gloria. La teoría de la relatividad indica que, para un ser de luz, ¡todo el espacio y todo el tiempo serían el presente! Por increíble que ese concepto parezca, los experimentos cada vez más complejos que se están realizando siguen respaldando la descripción teórica de Einstein de las realidades del universo.

Lael Woodbury, decano del Colegio Universitario de Bellas Artes y Comunicaciones de la Universidad Brigham Young, en un discurso patrocinado por el Sistema Educativo de la Iglesia, habló de la percepción del tiempo que tiene el hombre y de la percepción del tiempo que tiene Dios, y dijo:

“La evidencia indica que Dios... percibe el tiempo como nosotros percibimos el espacio. De ahí que
‘...todas las cosas están delante de él, y todas las cosas están alrededor de él; y él está sobre todas las cosas,y en todas las cosas, y por en medio de todas las cosas, y circunda todas las cosas...’ [D. y C. 88:41]. El tiempo,como el espacio, está ‘continuamente delante del Señor...’

Ahora percibimos la música en el tiempo como el hombre ciego percibe la forma en el espacio: en secuencia. El explora con sus dedos, apreciando la forma, la textura, los contornos, el ritmo. Conserva cada percepción en su mente, una a una, añadiendo esmeradamente una a otra, hasta que sintetiza su concepto de lo que ese objeto debe parecer en el espacio. Ustedes y yo no hacemos eso. Percibimos un objeto sin tardanza alguna. Sencillamente lo miramos y, hasta cierto grado, lo ‘conocemos’. No lo vamos percibiendo poco a poco, en secuencia, añadiendo un detalle al otro, sino que percibimos lo que es y podemos distinguirlo de cualquier otro objeto.

“Sugiero que Dios percibe el tiempo en forma tan instantánea como nosotros percibimos el espacio. Para nosotros, el tiempo resulta difícil. Al carecer de medios más elevados, somos tan ciegos respecto al tiempo como lo es el no vidente con relación al espacio. Percibimos el tiempo de la misma manera en que percibimos la música: en secuencia. Exploramos el ritmo, el tono o altura, la amplitud, la gama, la estructura, el tema, las armonías, los paralelos, los contrastes. Y, partiendo de nuestras percepciones, sintetizamos nuestro concepto del objeto o suceso —la obra musical— que existía en su totalidad antes de comenzar nosotros a examinarla.

“Igualmente completa ahora está nuestra vida ante el Señor. Nosotros la examinamos (la vida) en secuencia u orden sucesivo porque somos ciegos al tiempo. Pero el Señor, que percibe el tiempo como el espacio, nos ve tal como somos, no como vamos llegando a ser. Para El, somos seres sin tiempo. Estamos continuamente delante de El: con la totalidad de nuestra psiquis, personalidad, cuerpo, decisiones y conducta.” (Continually before the Lord, Commissioner’s Lecture Series [Provo: Brigham Young University Press, 1974],págs. 5-6.)

La teoría de Einstein es sólo una teoría, aunque está siendo constantemente respaldada como representación válida de la realidad. La forma en que Dios obra a través de la inmensidad del espacio y de la eternidad del tiempo no se ha revelado en detalle, pero la información que se ha dado al hombre concuerda con lo que los físicos están descubriendo con respecto a la correlación que existe entre el espacio y el tiempo. Aunque no se puede proponer terminantemente en qué forma obra Dios, los físicos modernos indican que dado que El es en realidad un ser de luz, entonces lo pasado, lo presente y lo futuro están continuamente delante de El.


Tomado del Manual de Doctrina y Convenios de Instituto

miércoles, 8 de julio de 2009

Entonces cosieron hojas de higuera, y se hicieron delantales.





Tal vez el más conocido y significativo de los pasajes que mencionan el uso de un delantal se refieren a Adán y Eva. El profeta Moisés registra, " Entonces fueron abiertos los ojos de ambos y se dieron cuenta de que estaban desnudos.Cosieron, pues, hojas de higuera y se hicieron delantales. " (Génesis 3:7; véase Moisés 4:13) .[1]

Antiguamente, tanto los delantales como los higueras simbolizan la fertilidad y la reproduccion.[2] "En las costumbre semíticas antigüas, los niños corrían con una camisa suelta o manto. Al llegar a la madurez sexual, se empezaba a usar un" Delantal "o taparrabos....vestir un delantal representa la edad adulta."[3] No fue sino hasta la caida que Adán y Eva fueron capaces de" multiplicarse y henchid "la tierra, como se les había mandado (Moisés 5:11). poniendolos en la posicion y condicion de ser" fructiferos y multiplicarse," Adán y Eva adoptaron muy adecuadamente los símbolos de su poder recién recibido. ¿Qué supondriamos del uso de delantales de hojas de higuera de Adán y Eva a menos que simbolizaran la "fertilidad" y "reproducción"? [4] El élder Richard G. Scott nos aconseja aprender de la vida de Adán y Eva, "todo su episodio es muy significativo y aplicable.[5]

En varias ocasiones, el presidente Joseph Fielding Smith enseñó: "El Señor dijo a Adán, aquí esta el árbol del conocimiento del bien y del mal. Si quieren quedarse aquí, entonces no pueden comer de ese fruto. Si quieren quedarse aquí entonces les prohibo comer de su fruto. Pero puedes actuar por tí mismo y puedes comer de el si lo deseas. Y si de el comes moriras."[6] la elección de Adán y Eva fue bastante simple.

La Opción número uno de Dios implica que tenian derecho a permanecer en el Edén para siempre . Ellos nunca tendrian que trabajar, todo se les proveeria. Ellos realmente no progresarian porque realmente no serían probados ni puestos en una situación difícil. Según esta opción, Adán y Eva se les permitiría concentrarse en las cosas que deseaban. Por supuesto, los principales inconvenientes fueron (1) nunca serian como Dios a causa de la falta de progreso, y (2) ninguno de sus posibles hijos nunca tendrian la oportunidad de ser como Dios, porque la descision que tomaron les impedia tener hijos.

La Opción número dos, como el Presidente Smith declararo , implica que Adán y Eva sacrificarian su oportunidad de garantizar la comodidad y el placer para que otros nacieran y tuvieran la oportunidad de poder llegar a ser como Dios. Esta opción prometia trabajo duro, sacrificio , pruebas y probablemente tendrian que renunciar a algunos objetivos y aspiraciones del mundo con el fin de volver a Dios. Según esta opción, se les aseguró a final moriran ,no importa cuán bien hayan vivido sus vidas . Sin embargo, las mismas cosas que harían que la experiencia mortal fuera tan difícil también permitiría que Adán y Eva y toda su posteridad regresaran con Dios y llegaran a ser como él.

Las dos opciones dadas a Adán y Eva en el Edén son las mismas opciones que se les dan a cada pareja cuando se arrodillan en un altar en el templo y entrar en el nuevo y sempiterno convenio del matrimonio. Su primer opción, si es que se le puede llamar asi , era la de ser egoístas y descartar el tener hijos hasta que hubieran cumplido con todo lo que querian hacer y hubieran obtenido todo lo que deseaban obtener. La segunda opción es renunciar a algunas de las cosas que podrían desear y hacer caso omiso de la mayor parte de lo que el mundo les dice que deben y deberán tener, a fin de que otros pueden tener una oportunidad en la mortalidad y la exaltación. realmente la eleccion de Adán y Eva fue entre tener o no tener una familia. Escogieron la que se refleja en las palabras de Lehi, "Adán cayó podría ser que los hombres" (2 Nefi 2:25).

Así pues, sin nada más se pueda ver en las de los hojas de los lantales, es muy cierto que : Adán y Eva tomaron la descicion correcta. ellos serian "fuctiferos y se multiplicarian", tras haber decidido poner a Dios antes que sus propios deseos-y con un gran costo y sacrificio de su parte. Tal es el compromiso que Dios nos pide.

En la antigüedad los delantales también simbolizaban el Sacerdocio [7] y el trabajo [8] Es probable que por esta razón, el sumo sacerdote que servia en el tabernáculo mosaico era obligado a llevar un delantal, (véase Éxodo 28).[9] El estaba comprometido al "trabajo "del Señor, un trabajo que requieria que se posea el poder del sacerdocio. Parece claro que el delantal del sacerdote mosaico estaba simbólicamente asociado con los delantales de Adán y Eva:
Adán y Eva, mientras se encontraban en el jardín, poseian dos prendas de vestir que al parecer poseisan un significado simbolico: El Delantal (Génesis 3:7) y las tunicas de pieles (véase Génesis 3:21). . . . Sin duda el delantal poseisa una importancia ceremonial para la primera pareja. . . . Es muy probable que estas vestimentas pertenecientes a Adán y Eva y las cuales obtuvieron mientras estuvieron en el jardin , sirvieron como prototipos para la vestimenta sagrada pertenecientes al sistema del templo israelita .[10]


[1] The Hebrew here translated "apron" is a word more often rendered "girdle," and only sometimes "apron."

[2] See Julian, Mammoth Dictionary of Symbols, 23–24; Cooper, Encyclopaedia of Traditional Symbols, 14; McConkie and Parry, Guide to Scriptural Symbols, 49; Bayley, Lost Language of Symbolism, 2:248; and Meyers, "Apron," 1:319.

[3] Meyers, "Apron," 1:319.

[4] This author uses "at the very least" because, without question, some symbols, including those employed in the temple, have multiple meanings (see Wilcox, House of Glory, 25). This seems to be the case with the fig leaf aprons of Adam and Eve. Symbolic meanings of figs and aprons, beyond fertility and reproduction, include the following: To be naked means to be innocent or exposed (see Wilson, Dictionary of Bible Types, 17, 289). To "cover one's nakedness" means to endeavor to make excuses for one's actions; something aptly depicted in the temple endowment (see Ryken, Wilhoit, and Longman, Dictionary of Biblical Imagery, 320; and Charles, Endowed from on High, 59). Elder James E. Talmage associated figs with the covenant people (Jesus the Christ, 443; see Cooper, Encyclopaedia of Traditional Symbols, 66). When Adam and Eve, in accordance with God's will, provoke the Fall, they became the first of God's covenant people, and for that reason their aprons of fig leaves became a symbol of the covenant. Curiously, Jewish legend held that the "forbidden fruit" was the fig (see Ginzberg, Legends of the Jews, 1:75, 96–97; 5:97, 98, 122; see also Books of Adam and Eve, 20:5). When Satan told Adam and Eve to cover their nakedness with fig leaves, he was really tricking them into guaranteeing that their transgression would be discovered, but this act became a symbol of righteousness instead. As one LDS source states: "By sewing fig leaves together and making aprons for themselves, Adam and Eve covered their nakedness (Moses 4:13). In so covering themselves with leaves, they became trees, as it were." Trees that are green represent righteous men and women (McConkie and Parry, Guide to Scriptural Symbols, 15, 103–4).

[5] Scott, in Conference Report, October 1996, 100.

[6] Smith, "Fall—Atonement—Resurrection—Sacrament," 124. See Smith, Answers to Gospel Questions, 4:81.

[7] See Conner, Interpreting the Symbols and Types, 141; and Unger, Unger's Bible Dictionary, 317.

[8] See Julien, Mammoth Dictionary of Symbols, 23–24; and Cooper, Encyclopaedia of Traditional Symbols, 14. The symbol of "work" also seems applicable to Adam and Eve, in that their choice to eat of the fruit was a choice to give up ease for a life of sacrifice and work.

[9] Although there is not absolute agreement in the scholarly community, an ephod is traditionally believed to have been an apron (see McKenzie, Dictionary of the Bible, 241; Myers, Eerdmans Bible Dictionary, 342; and Brown, Gate of Heaven, 85–86).

[10] Parry, "Garden of Eden,"

Conozca a F.A.R.M.S



(The Foundation for Ancient Research and Mormon Studies)


(Grupo Dotado para Investigaciones de Antigüedades y Estudios Mormones)

FARMS situado en La Universidad de Brigham Young, con el propósito de investigación y publicación, sin fines de lucros. La organización fomenta y apoya investigaciones doctos del Libro de Mormón, la Biblia, y otras escrituras antiguas junto con sus temas relacionadas. Publica los resultados de estas y otras investigaciones para estudiantes y el publico en general. Tambien apoya los esfuerzos de preservar electrónicamente documentos religiosos antiguos, a través de su subsidiario, el Centro para la Preservación de Textos Religiosos Antiguos (CPART).
Se estableció en 1979, con intereses principales de investigar las escrituras incluye; la historia antigua, los idiomas, la literatura, la cultura, la geografía, la política, la religión, y las leyes. Aunque investigaciones de tales temas es de importancia segundero, cuando se compara con los mensajes espirituales y eternos de las escrituras. Investigaciones solidas y perspectivas académicas pueden proveer cierto tipo de información útil. Esto sucede, aunque sea solamente tentativa, en cuanto a muchas preguntas significantes e interesantes, de los antecedentes antiguos, los orígenes, la composición y el sentido de las escrituras.
En cuanto a sus investigaciones El Grupo trabaja, con el fin de hacer reportes ínterines y finales disponibles a todos, y hacerlo con rapidez y economía. Esto como un servicio a los maestros y estudiantes de las escrituras, y los resultados son distribuidos en formatos para ambos leyentes. Se espera que esta información será de ayuda, para toda la gente interesada, en comprender y tomar más en serio las escrituras antiguas.

"Tanto por el estudio como por la fe."
Desde que se fundó, FARMS ha usado este pasaje de Doctrina y Convenios 88:118 con su lema. El lema es para que todos los que estén asociados con FARMS, se acuerdan que su meta es de estudios fidedignos -- La combinación de estudio y fe.

El trabajo del Grupo se apoya en la premisa que el Libro de Mormón y otras escrituras fueron escritos por profetas de Dios. Creer en esta premisa, la divinidad de la escritura, es un asunto de la fe. Verdades religiosos requieren comprobación divina(testimonio) para establecer la fe del creyente. Mientras que las investigaciones escolásticas no pueden reemplazar ese testimonio, tales estudios si pueden reforzar y alentar testimonios individuales. Esto se hace a través de fomentar entendimiento y aprecio de la escrituras, ayudando a otros a "venir a Cristo" (Jacob 1:7). FARMS defina su labor como el de apoyar "estudios fidedignos" en cuanto a escrituras antiguas y temas relacionados. Es decir, anima y apoya el trabajo de investigadores y otros quienes hacen sus trabajos, abrazando y adhiriendo se a las tenencias y enseñanzas de la Iglesia de Jesucristo de Los Santos de Los Ultimos Días. Al mismo tiempo FARMS está cometido a proyectos y a publicar trabajos que están cuidadosamente revisados por peritos y que se conforman a las más altas normas de estudios.


F.A.R.M.S ahora forma parte del Maxwell Institute
http://mi.byu.edu/

martes, 7 de julio de 2009

Si a Qalb Pudieras...

Antes de todo le agradezco a mi amigo Pedro A Olavarria por permitirme postear una de las entradas de su blog , solo que en español




Uno de los términos de las Escrituras que desconcierta a algunas personas es "Kolob". Parte de esta confusión se debe a la falsa suposición de que Padre Celestial vive en el "planeta Kolob". El hecho es que Kolob no es un planeta habitado, sino más bien una estrella deshabitada y sin identificar . El Señor dijo a Abraham, "Kólob es la mayor de todas las Kókaubeam que has visto, porque está más cerca de mí" (1). No sabemos qué significa exactamente Kolob ni donde se localiza. Sin embargo, en la astronomía clásica islámica, dos estrellas comparten este nombre. Antares es conocido como Qalb al aqrab, corazón del escorpión, y se conoce a Regulas como Qalb al Asad, el corazón de león (2). Por lo tanto donde quiera que este Kolob ,tiene buena compañía en lo que se refiere a los nombres que los semitas dan a algunas de las estrellas.



Fuentes

1) Abraham 3:16

2)The History of Cartography, Tomo 2, Libro 1 ;"Cartography in the Traditional Islamic and South Asian Societies" por J. B. Harley, David Woodward, G Malcolm Lewis, pg23.University Of Chicago Press; 1 edition (August 15, 1992).

Simbolismo en la arquitectura del templo de Salt Lake City

Los 40 años de trabajo que tomo en construir el Templo de Salt Lake - mucha de ella sin la ayuda de las máquinas - han llegado a simbolizar la extrema dedicación, sacrificio, confianza en sí mismo y la fe que los primeros miembros de La Iglesia de Jesucristo de Santos de los Últimos Días en Utah poseían. Sin embargo, el exterior (como el interior) de la icónica estructura contiene una riqueza de símbolos y representaciones.

Entre todos los templos Santos de los Ultimos dias , "la Enciclopedia del Mormonismo nos enseña que el Templo de Salt Lake incluye importantes simbolismos en su arquitectura.

El elder James E. Talmage escribió en "La Casa del Señor." :El Templo de Salt Lake "se erige como una masa aislada de las colinas eternas.Como casi cualquier obra que el hombre podriá hacer Sugiere duración,"

Aunque sería inadecuado analizar el simblismo sagrado del interior del templo
,se ha escrito públicamente del exterior de este edificio sagrado a través de los años porque todos puede ver ese aspecto.

He aquí un vistazo de la amplia simbología del exterior del templo:

Granito
Mientras que l os templos santos de los ultimos Dias en general representan las montañas, que antiguamente se escalaban para obtener privacidad y comunión con la divinidad , el Templo de Salt Lake tiene más simbolismo que cualquier otro. Los muros de granito gris simbolizan la permanente y eterna naturaleza de las ordenanzas realizadas en él y de las eternas colinas
(de "El Templo de Salt Lake", de Dean R. Zimmerman, la revista Nueva Era, de junio de 1978).

El granito para las paredes del templo vino de la montaña en Little Cottonwood Canyon, al sureste de Salt Lake City. Las excavaciones alrededor del Templo de Salt Lake en 1963 reveló una fundacion de granito de 14 pies de profundidad , sobre una fundación arenisca de 16 pies de profundidad (de acuerdo con el Deseret News, 30 de marzo de 1963).


Torres
Las seis torres por si mismas representan el restablecimiento de la autoridad del sacerdocio. (Las agujas del templo en general son simbólicas, ya que sugieren la mirada de los espectadores hacia el cielo .) Las tres torres en la zona oriental del templo son seis pies más altas que las del oeste. Como tal, la parte oriental de torres representan los tres miembros de la Primera Presidencia de la iglesia y el sacerdocio de Melquisedec, mientras que las torres del oeste representan el Obispado Presidente de la iglesia y el Sacerdocio Aarónico (de acuerdo con el artículo de New era).

Piedras de La Tierra
Estas se encuentran justo encima del sótano del templo y en el piso de cada esribo. Las 36 piedras se cree que simboliza la propagación del evangelio en todo el mundo, porque representan diferentes partes del mundo. También representan el reino telestial, el nivel más bajo de los tres grados de gloria .

Piedras de la Luna

Estas se encuentran justo por encima del espolon del templo . la luna en todas sus distintas fases. Los dibujos arquitectonicos del templo de Truman O. Angell, se basan en todas las fases de la luna durante el año 1878. Hubo 13 nuevas lunas, 13 primeros trimestres, 12 lunas llenas y 12 últimos trimestres durante este año. A mitad del camino y a lo largo de la pared norte del templo es el primer trimestre de la luna, basado en enero de 1878. hacia la derecha se encuentran las fases de la luna de ese año en secuencia. La luna también representa el grado medio de la gloria, el reino terrestre .algunos también creen que las fases de la luna pueden representar el viaje mortal del hombre , desde el nacimiento hasta la muerte y de la oscuridad a la luz.

Piedras del Sol
Hacia arriba del templo se encuentran las piedras del sol , con 52 puntos por la cara, para representar a los rayos del sol. Estas piedras fueron modeladas después de las del Templo de Nauvoo . Estas piedras representan también el mayor grado de gloria, el reino celestial .
Piedras de las estrellas



Justo encima de la cornisa del templo se encuentran las piedras de estrella de cinco puntos. La región oriental de las torres cuenta con 40 piedras de estrella. Estos también se encuentran en la mayoría de las piedras angulares. Las torres centralales tanto en el este y oeste contienen piedras que muestran las manos. Estas simbolizan la mano de la hermandad y cómo en Santos de los Últimos Días se debe caracterizar el amor fraternal.


Piedras de nube



Sólo hay dos piedras en la nube templo. Están ubicados en el este y centro de las torres y representan el evangelio a través de la superstición y el error del mundo.
Inscripciones


Sólo por encima de las ventanas en el centro este de la torre se encuentra la inscripción "Santidad al Señor" (Éxodo 28:36). Esto se inscribe en algún lugar en todos los templos. Cerca de las ventanas de las torres este y oeste son piedras angulares inscritas con el "Yo Soy Alfa y Omega" (Apocalipsis 22:13). Esta frase representa el tiempo y la eternidad y es una proclamación de el que es sin principio ni fin.

Constelaciones


Por encima de las ventanas en el oeste central de la torre esta la representacion de la Osa Mayor . Angell escribió una vez que la Osa Mayor y su puntero hacia la Estrella del Norte simbolizan que los pérdidos pueden encontrarse a si mismos por medio del sacerdocio.

Ojo




Por encima de la parte superior de las ventanas en cada una de las torres del centro hay un emblema tallado ,el emblema de "el Ojo que todo lo ve"
Torres
En la torres de las esquinas hay agujas solas, las que representa antorchas encendidas.

Estatua del Angel Moroni

Representa a la restauración del Evangelio en los postreros días. Algunas fotografías antiguas muestran que una lámpara fue montada en la corona de la cabeza de Moroni. Esa luz fue finalmente eliminado.

By Lynn Arave
Deseret News
Thursday, Nov. 27, 2008

"Usted no conoce a Bruce"



Robert J. Matthews, decano de Educación Religiosa de la Universidad de Brigham Young nos cuenta del servicio misional bajo el padre del élder Bruce R. McConkie en los días antes que el Elder McConkie fuera una autoridad General. "Oscar McConkie era un hombre capaz en su propio derecho. Un día nosotros los misioneros le hicimos una pregunta; el pensó un momento y dijo."No sé la respuesta, pero me gustaría preguntarle a mi hijo Bruce".
"Le pregunte que edad tenía su hijo; cuando él me dijo que él tenía solamente treinta, dije "cómo es que Usted, siendo su padre, un juez, un presidente de misión sienta que Usted. tenga que preguntarle la respuesta a su hijo. 'el respondió', "Usted. no conoce a Bruce".

Tomado de una seleccion de discursos de Bruce R McConkie

lunes, 6 de julio de 2009

Shinehah, que es el Sol...






La palabra shinehah la podemos encontrar en varias escrituras de Doctrina y Convenios, y en la perla de gran precio pero hablaremos directamente de la que se encuentra en el libro de abraham, especificamente en abraham 3:13

La palabra egipcia más importante conservada en la restauración del Libro de Abraham es "Shinehah" que es el "sol" en 3:13 Abr. El idioma jeroglífico utiliza un sistema en el que no se emplean las vocales, similar al hebreo y otros idiomas. los Egiptólogos transliterar el egipcio transcribiendo las palabras consonantes y por lo general insertando la vocal "e" entre ellos. Esto hace que el lenguaje escrito sea de alguna manera artificial, pero es lo mejor que podemos hacer para tratar de vocalizar el idioma.

la palabra egipcia "Shin-e-hah" se desglosa como:




La palabra egipcia "shen" significa anillo como en un círculo. La palabra "sheni" significa rodear, encerrar, o cubrir.
Notese que el último jeroglífico es un anillo original de forma redonda.




La segunda mitad del Shinehah es heh y es frecuentemente utilizado para la versión abreviada de la palabra "n-heh", que significa la eternidad o para siempre en el idioma egipcio. Esta es una descripción ideal del Sol que es la forma perfecta de un anillo que rodea y proporciona luz a todo lo que está dentro de su ámbito de acuerdo con la religión egipcia.
Notese que el jeroglífico de el centro es un ideograma del sol.

Por lo tanto, el egipcio Shinehah preservado en el Libro de Abraham significa "El sol es para siempre."

La vestimenta como simbolos

Esto es parte de el libro de Alonzo L. Gaskill (The lost Language of symbolism) , proximamente estare posteando algunas partes mas de este libro.




En el efecto transformador de la vestimenta, una fuente nos informa :"se le ha dado siempre un considerable poder emblematico". la vestimenta juega un papel significativo en las sociedades antiguas y particularmente en la biblia la cual registra como los profetas usaban vestimenta metaforicamente para hacer exortaciones eticas, mandar mensages teologicos.

La importancia de las prendas de vestir en las escrituras y en las ceremonias pueden ser fisicas, economicas, sociales, morales o espirituales.

las prendas sacerdotales estaban destinadas a representar el ropaje de Dios y de sus angeles....vestir ropa especial en el templo denota un cambio de papel , de mortal a inmortal, de humano ordinario a sacerdote o sacerdotisa, rey o reina. la colocacion de vestimenta ha simbolizado por mucho tiempo la consagracion personal y la preparacion para deberes espirituales( Exodo 29:1-9,40:12–15; Levitico 6:11; 16:1–4).

La ropa sacerdotal se portaba de una manera sagrada, y para cuando se despojaban de las ropas, no eran desechadas, si no que tenian que ser quemadas durante el Sukkot.

Se ha dicho que las ropas biblicas y litúrgicas pueden "proteger, ocultar, mostrar o representar a una persona de la situación actual y puede ser un símbolo de las cualidades morales y espirituales." Esto aparerentemente se aplica tanto a hombre y Dios, porque incluso la Deidad (véase Daniel 7 : 9; Mateo 28:3, Apocalipsis 19:13) y los ángeles (véase Apocalipsis 6:11, 7:9; D. y C. 29:12; 109:76) se representan usando vestimenta.

Antiguamente, el vestido era caro y escaso y, por tanto muy valioso. Por esta razón, la imagen de ropa desgastada (véase el Salmo 102:26, Isaías 51:6, 8; Hebreos 1:11) o siendo comida por las polillas (véase Empleo 13:28, Proverbios 25:20; Isaías 50:9 ; 51:8) era un horror. En contraste, la ropa bien conservada transmite una imagen positiva. Por ejemplo, la forma de recordar a Israel que había sido bendecido cuando el Señor dijo: " Y yo os he traído cuarenta años en el desierto; vuestros vestidos no se han envejecido sobre vosotros, ni vuestro calzado se ha envejecido sobre vuestro pie. "(Deuteronomio 29 : 5).

Alonzo L. Gaskill

El Lenguaje Perdido del Simbolismo (The lost Language of symbolism)


D&C 49 Ann Lee y los tembladores

Prefacio D&C 49 "Revelación dada por medio de José Smith el Profeta a Sidney Rigdon, Parley P. Pratt y Leman Copley en Kir...

Entradas populares