sábado, 17 de abril de 2010

Calzado


Los zapatos tienen básicamente tres connotaciones simbólicas en la Escrituras y en el culto del templo: la esclavitud la pobreza, la entrada en un lugar sagrado, y la toma de convenio.

Debido a que en  la antigüedad la ropa era caros y los guardaropas limitados, eran los pobres y los esclavos que eran más a menudo representado descalzos. Mantener a los prisioneros y esclavos descalzos hacia difícil para ellos escapar. Cuando Isaías y Miqueas quisieron advertir proféticamente al pueblo de la esclavitud fueron desnudos y descalzos (ver Isaías 20:2-4; Miqueas 1:8). David caminaba descalzo como un símbolo de la cautividad temporal de su reino a manos de Absalón (véase 2 Samuel 15:30). el estar descalzo y luego recibir el calzado sirve como un símbolo de reintegración o de recuperación de la propia posición social (ver Ezequiel 16:10; 2 Crónicas 28:15, Lucas 15:22).

Los pies descalzos también simbolizaba una persona en estado interior, como imagen de pobreza espiritual,"  mientras que el uso de zapatos denota la libertad ,es por eso que  los esclavos iban descalzos."  En Éxodo 12:11 se les ordena a los israelitas comer en la Pascua con los zapatos puestos. La Pascua tipificaba la Expiación, y al igual que la fiesta era parte del proceso que liberaría a Israel de la esclavitud egipcia, la expiación de Jesucristo nos libera de la esclavitud espiritual. Metafóricamente hablando, si utilizamos la expiación de Cristo ", nuestros pies están calzados".

Estar descalzo también podría simbolizar la entrada a un lugar santo . Una tipologista señaló que dejar los zapatos a la entrada de un lugar santo representa dejar fuera el contacto con lo terrenal .."  Otra fuente afirma: "Los zapatos son necesarios sólo en la tierra debido a la suciedad del suelo. Quitandonos simbólicamente abandonamos el mundo exterior del santuario del Señor. Los musulmanes y otros se quitan los zapatos al entrar en las mezquitas y otros lugares sagrados (en el Islam, no se puede orar calzados los pies). Los japoneses y algunos otros pueblos, incluso se quitan los zapatos al entrar en una casa. " Por esta razón, al acercarse a la zarza ardiente, se le dijo a Moisés " No te acerques: despoja tus zapatos de tus pies, porque el lugar donde estás es tierra sagrada "(Éxodo 3:5). Del mismo modo, cuando Josué tuvo una visita celestial en Jericó se le dijo, "desata tu zapato de tu pie; porque el lugar en que estás es santo" (Josué 5:15). Un comentario registra, "la divinidad del mensajero se indica en las instrucciones a Josué, que, como laquellas dadas a Moisés en la zarza ardiente, debían mostrar respeto por el lugar que se había convertido en santo."

Por último, Despojarse de el calzado como parte del proceso de entrar en un convenio era común en las antiguas sociedades semitas (ver Rut 4:1-8). Un hombre se quitaba los zapatos al reconocer que estaba en dispocision de despojarse de una posesión de la cual  una vez tuvo derecho de (a menudo una propiedad), en previsión de obtener algo mejor mediante el cumplimiento de su parte del convenio. Así, por ejemplo, cuando Adán y Eva voluntariamente comieron del fruto del árbol del conocimiento del bien y del mal, fueron despojados del Edén con la esperanza de ganar el reino celestial. De igual manera, simbólicamente despojarnos de nuestra herencia en la vida premortal (nuestro "primer estado") para que podamos vivir en el mundo "solitario y triste", todo con la esperanza de ganar un día el reino celestial.


The Lost Language of Symbolism
Alonzo L. Gaskill
Publicar un comentario

D&C 49 Ann Lee y los tembladores

Prefacio D&C 49 "Revelación dada por medio de José Smith el Profeta a Sidney Rigdon, Parley P. Pratt y Leman Copley en Kir...

Entradas populares