Marjorie

La noche antes de su boda, Gordon llamó a Marjorie y le pidió que se encontraran en una confitería en el centro de la ciudad, donde le explicó el problema: Había hecho cuentas y todo lo que tenía era menos de 150 dólares. Y lo que era más alarmante aún, él ganaba apenas 185 por mes.

Marjorie no se preocupaba por eso. Su concepto fundamental era que, de alguna manera, todo saldría bien. Para ella, ciento cincuenta dólares era una fortuna y entonces respondió con su optimismo característico que esperaba tener un esposo y que ahora venía a enterarse de que también estaba obteniendo 150 dólares. "Todo andará a las mil maravillas", le dijo a Gordon. "Si tienes 150 dólares, estaremos bien".

Finalmente, el 29 de abril de 1937, Gordon Bitner Hinckley y Marjorie Pay fueron casados por el élder Stephen L. Richards en el Templo de Salt Lake. La ceremonia fue hermosa por lo simple y magnífica por su promesa. Horas después Gordon dijo: "Marjorie ha llegado a ser una joven maravillosa y yo he tenido la sensatez de casarme con ella. Un fulgor prodigioso de femineidad descansaba sobre ella. Se veía hermosa, y yo fascinado".

Siendo que el dinero no era suficiente para una tradicional fiesta de bodas, los recién casados no tuvieron una recepción. Después de la ceremonia del templo, salieron hacia los hermosos parques nacionales del sur de Utah en luna de miel.






Fe en Cada Paso - La Biografía de Gordon B. Hinckley
Publicar un comentario

Entradas populares

Jaquín y Boaz

El Mormonismo visto desde el lado de Los Masones

Filacterias y Flecos