Moisés murio?, o fue transladado?

Después de que Moisés hubo terminado su trabajo y había traído las doce tribus a las fronteras de la Tierra Prometida, subió "la montaña de Nebo, a la cumbre del Pisga" y el Señor "le mostró toda la tierra de Galaad hasta Dan."
Y el Señor dijo: "Esta es la tierra que juré a Abraham, a Isaac ya Jacob, diciendo: Yo se la daré tu descendencia." 
Pero entonces el Señor añadió:

Te he hecho para verlo con tus ojos, pero no has de ir más allá.
Así que Moisés, siervo del Señor murió allí en la tierra de Moab, conforme a la palabra del Señor.
Y lo enterró en un valle en la tierra de Moab, enfrente de Bethpeor, pero nadie sabe de su sepulcro hasta el día de hoy.

Y Moisés tenia una edad de ciento veinte años cuando murió: sus ojos nunca se oscurecieron, ni perdió su vigor. Y los hijos de Israel lloraron a Moisés en las llanuras de Moab treinta días de llanto y luto por Moisés. (Deuteronomio 34:1-8).

En el primer capítulo de Josué, Josue  fue designado como sucesor de Moisés, leemos:

Ahora, después de la muerte de Moisés, siervo del Señor sucedió, que el Señor habló a Josué hijo de Nun, ministro de Moisés, diciendo: Mi siervo Moisés ha muerto, ahora pues, levántate y pasa este Jordán, tú y todo este pueblo, a la tierra que yo les doy a ellos, incluso a los hijos de Israel. (Josué 1:1-2).

Una escritura enigmática ocurre en Judas, donde leemos: "Sin embargo, el arcángel Miguel, cuando contendía con el diablo, disputando sobre el cuerpo de Moisés". (Judas 9).

Y entonces tenemos esta en el Libro de Mormón:

Y cuando Alma hubo hecho esto, salió de la tierra de Zarahemla como si fuera a la tierra de Melek. Y ocurrió que no se volvió a saber de él; y de su muerte y de su entierro, nada sabemos.
He aquí, esto sí sabemos, que fue un hombre justo; y se afirmó en la iglesia que fue arrebatado por el Espíritu, o sepultado por la mano del Señor, así como lo fue Moisés. Mas he aquí, las Escrituras dicen que el Señor tomó a Moisés para sí; y suponemos que también ha recibido a Alma para sí en el espíritu; por tanto, es por esta razón que nada sabemos concerniente a su muerte y entierro. (Alma 45: 18-19.).

El presidente Joseph Fielding Smith debatió esta cuestión y dijo:

Ahora bien, hubo una razón para la traducción de Elías. Los hombres no se conservan de esa manera a menos que haya una razón para ello. Moisés fue llevado también hacia arriba, aunque las Escrituras dicen que el Señor lo enterro en la montaña. Por supuesto, el escritor escribió de acuerdo a su entendimiento, pero Moisés, como Elías, fue llevado sin probar la muerte, porque él tenía una misión que cumplir. . . .

 

Cuando Moisés y Elías vinieron al Salvador y  a Pedro, Santiago y Juan en el monte, para que fue su visita? ¿Era sólo una manifestación espiritual para fortalecer a estos tres apóstoles? ¿O es que vienen simplemente para dar comodidad al Hijo de Dios en su ministerio y para prepararlo para su crucifixión? ¡No! Ese no era el objetivo. El profeta José Smith lo ha explicado de la siguiente manera:

El Salvador, Moisés y Elías dieron llaves a Pedro, Santiago y Juan, en el monte cuando se transfiguró delante de éllos. El sacerdocio es eterno, sin principio de días o al final del año, sin padre, madre, Si no hay cambio de ordenanzas, no hay cambio de sacerdocio. Donde quiera que las ordenanzas del Evangelio son administradas, existe el sacerdocio.... Desde que entendemos por qué Elías y Moisés fueron preservados de la muerte, porque tenían una misión que cumplir, y tuvo que ser realizado antes de la crucifixión del Hijo de Dios, y no se podía hacer en el espíritu.

Tuvieron que tener cuerpos tangibles. Cristo es la primicia de la resurrección, por lo que si los primeros profetas tenía una obra para llevar a cabo previo a la misión del Hijo de Dios, o para la dispensación del meridiano de los tiempos, era esencial que se preservaran para cumplir dicha misión en la carne. Por esta razón Moisés desapareció de entre el pueblo y fue llevado a la montaña, y la gente pensó que fue sepultado por el Señor.

El Señor le preservo para que pudiera haber llegado en el momento adecuado y restaurar sus llaves, en las cabezas de Pedro, Santiago y Juan, que estaba a la cabeza de la dispensación del meridiano de los tiempos.

El preservo a  Elías de la muerte para que también pudiera venir y otorgan sus llaves sobre la cabeza de Pedro, Santiago y Juan, y prepararlos para su ministerio.

Alguien pudiera decir que el Señor podría haber esperado hasta después de su resurrección, y entonces podrían haberlo hecho. Es evidente que debido al hecho de que sucedio de esa manera, que tenia que ser antes, y había una razón. Puede haber habido otras razones, pero eso es una razón por la que Moisés y Elías no sufrieron la muerte en la carne, como otros hombres.



Moses: Man of Miracles
by Mark E. Petersen

 
2 comentarios

Entradas populares

Jaquín y Boaz

El Mormonismo visto desde el lado de Los Masones

Filacterias y Flecos