Niños Nacidos Muertos


Cuando un feto nace muerto produce un estado de ansiedad, en la madre en particular, por saber si de hecho ha llegado a ser un alma viviente, si es que el cuerpo formado en parte o completamente se convirtió en tabernáculo de un espíritu preexistente y si este cuerpo resucitará. Estos son temas que no han sido revelados claramente hasta ahora como para guiar a los santos en esta dispensación. Sin duda que fueron aclarados totalmente en dispensaciones pasadas cuando se conocían y enseñaban más doctrinas de salvación de las que han sido reveladas a nosotros.

En esa pieza maestra sobre el origen del hombre escrita por la Primera Presidencia de la Iglesia (Joseph F. Smith, John R. Winder y Anthon H. Lund) aparece el concepto de que el espíritu eterno entra al cuerpo antes de un nacimiento normal, por lo que los niños nacidos muertos resucitarán. Dice lo siguiente: “El cuerpo del hombre comienza como un pequeño germen o embrión que se convierte en un bebé, vivificado hasta cierto nivel por el espíritu cuyo tabernáculo es, y el niño, después de nacer, se desarrolla hasta llegar a ser hombre." (Man: His Origin and destiny, pág. 354.) Esta interpretación está en armonía con el conocimiento general que tener de la misericordia y justicia de ése Ser Infinito en cuya divina administración, nada se pierde. Al parecer podemos aguardar con esperanza y anticipación la resurrección de los niños que nacen muertos. El Presidente Brigham Young enseñó que "cuando una madre siente que su bebé vive, es que el espíritu ha entrado al cuerpo, previa a la existencia inmortal"; y el Presidente Joseph Fielding Smith dio su opinión que "estos pequeñitos recibirán la resurrección y entonces nos pertenecerán." él dijo: "Los niños que nacen muertos no deben ser registrados como nacidos ni como fallecidos, en los registros de la Iglesia, pero se sugiere que los padres anoten un nombre en los registros.

Bruce R. McConkie
Publicar un comentario

Entradas populares

Jaquín y Boaz

El Mormonismo visto desde el lado de Los Masones

Filacterias y Flecos