lunes, 17 de mayo de 2010

Respuestas Del Profeta a Varias Preguntas


A las preguntas que con frecuencia me hicieron en mi penúltimo viaje de Kírtland a Misurí, las cuales han aparecido en el "Elders Journal", tomo 1, núm. 2, págs. 28-29, he dado las siguientes respuestas:
 
Primera: "¿Creen ustedes en la Biblia?"
Si la creemos, somos los únicos bajo el cielo que lo hacemos, porque ninguna de las sectas religiosas del día cree en ella.
Segunda: "¿En qué se distinguen ustedes de las otras sectas?"
En que creemos en la Biblia, mientras que todas las otras sectas profesan creer en sus interpretaciones de la Biblia y en sus credos.
Tercera: "¿Se condenarán todos menos los mormones?"
Sí; y gran parte de éstos, a menos que se arrepientan y obren en justicia.
Cuarta: "Cómo, y dónde logró usted obtener el Libro de Mormón?"
Moroni, que había depositado las planchas en una colina en Mánchester, distrito de Wayne, Edo. de Nueva York, habiendo muerto y resucitado, me apareció y me dijo dónde estaban, y me dió instrucciones en cuanto a la manera de obtenerlas. Llegaron a mis manos, junto con el Urim y Tumim, por medio del cual traduje las planchas; y así resultó el Libro de Mormón.
Quinta: "¿Creen ustedes que José Smith es profeta?"
Sí, y también todo hombre que tiene el testimonio de Jesús, porque el testimonio de Jesús es el espíritu de la profecía. (Apoc. 19:10)
Sexta: "¿Creen los mormones en que deben tener toadas las cosas en común?"
No.
Séptima: "¿Creen los mormones en tener más de una esposa?"
A la misma vez, no. Pero creen que si su compañero o compañera muere, tienen el derecho de casarse otra vez. Pero no aprobamos la costumbre que se ha hecho popular en el mundo, y se ha practicado entre nosotros, para nuestra gran mortificación, de casarse a las cinco o seis semanas, o aun a los dos o tres meses de la muerte de su compañero. Creemos que se debe guardar el debido respeto a la memoria del difunto y a los sentimientos de sus amigos e hijos.
Octava: "¿Pueden [los mormones] resucitar a los muertos?"
No; ni lo puede lograr ningún otro pueblo que actualmente vive o que jamás ha vivido. Pero Dios puede levantar a los muertos, valiéndose del hombre como instrumento en sus manos.
Novena: "¿Qué señales da José Smith de su misión divina?"
Las señales que Dios tiene a bien permitirle dar, según lo que su prudencia decrete mejor, a fin de que pueda juzgar al mundo de acuerdo con su propio plan.
Décima: "¿No es cierto que José Smith fué buscador de dinero?"
Sí; pero nunca le fué una ocupación muy provechosa, porque no le pagaban más que catorce dólares al mes por ese trabajo.

Undécima: "¿No es cierto que José Smith raptó a su esposa?"
Pueden preguntarle a ella. Tenía la edad suficiente, y puede contestar por sí misma.
Duodécima: "¿Tiene que entregar la gente todo su dinero al unirse a esta Iglesia?"
No se le exige más que llevar su parte de los gastos de la Iglesia y ayudar a los pobres.
Decimotercera: "¿Son los mormones abolicionistas?"
No, a no ser que se considere abolición libertar al pueblo de las supercherías sacerdotales, y a los sacerdotes del poder de Satanás; pero no creemos en libertar a los negros.5
Decimocuarta: "¿No incitan a los indios a guerrear y cometer depredaciones?"
No; y los que propagaron el rumor sabían que era falso cuando empezaron a repetirlo. Estos informes y otros de igual naturaleza son los que los sacerdotes inculcan en la gente; y es el único motivo que tenemos para refutarlos.
Decimoquinta: "¿Bautizan los mormones en el nombre de José Smith?"
No; mas si lo hicieran, sería tan válido como el bautismo que administran los sacerdotes de las varias sectas.
Decimosexta: "Si la doctrina mormona es verdad, ¿qué ha sido de todos los que han muerto desde los días de los apóstoles?"
Todos los que en la carne no hayan tenido la oportunidad de escuchar el evangelio ni de recibir sus ordenanzas de las manos de un hombre que tenga la autoridad, deben tener esta oportunidad en la otra vida antes que puedan ser finalmente juzgados.

Decimoséptima: "¿No profesa José Smith ser Jesucristo?"
No; pero sí profesa ser su hermano, así como lo han hecho y lo están haciendo todos los santos. En Mateo 12:49 y 50 dice: "Y extendiendo su mano hacia sus discípulos, dijo: He aquí mi madre y mis hermanos. Porque todo aquel que hiciere la voluntad de mi Padre que está en los cielos, ése es mi hermano, y hermana, y madre."
Decimoctava: "¿Hay algo en la Biblia que les da licencia para creer que hay revelación en estos días?"
¿Hay algo en ella que no nos autoriza a creerlo? Si lo hay, hasta ahora no hemos podido hallarlo.
Decimonona: "¿No está completo el canon de las Escrituras?"
Si lo está, el libro sufre de un gran defecto; de lo contrario lo habría dicho.
Vigésima: "¿Cuáles son los principios fundamentales de su religión?"
Los principios fundamentales de nuestra religión son el testimonio de los apóstoles y profetas concernientes a Jesucristo: que murió, fué sepultado, se levantó al tercer día y ascendió a los cielos; y todas las otras cosas que pertenecen a nuestra religión son únicamente dependencias de esto. Pero relacionado con éstas, creemos en el don del Espíritu Santo, el poder de la fe, disfrutar de los dones espirituales de acuerdo con la voluntad de Dios, la restauración de la casa de Israel y el triunfo final de la verdad.

Publiqué las respuestas anteriores para evitarme la molestia de repetir mil veces las mismas cosas.—D.H.C. 3: 28-30. (Mayo 8 de 1838.)

Enseñanzas del Profeta Jose Smith
Publicar un comentario

D&C 49 Ann Lee y los tembladores

Prefacio D&C 49 "Revelación dada por medio de José Smith el Profeta a Sidney Rigdon, Parley P. Pratt y Leman Copley en Kir...

Entradas populares