viernes, 14 de enero de 2011

La Experiencia en el Monte Shelem



Eventos Sagrados ocurrieron cuando el hermano de Jared estaba en una montaña alta recurriendo al Señor. Las montañas han sido a menudo utilizadas por Dios y sus profetas como templos reales y simbólicos donde Jehová se ha manifestado a sí mismo, su palabra y su voluntad al ser humano (por ejemplo, Ex. 15:17; Mat. 17; Moisés 1, 1 Nefi 11:01 ; McConkie J. Parry y 84).
 
Élder Joseph Fielding Smith ha declarado: "Por necesidad los primeros templos santificados fueron las cimas de las montañas y lugares aislados en el desierto. Si no estamos mal informados, Adán construyó su altar en una colina sobre el valle de Adán-ondi-Ahman. En ese lugar el Señor le reveló el propósito de la caída y la misión del Salvador.... Fue en la gran montaña Shelem la cual fue santificada donde el hermano de Jared recibió una de las mayores revelaciones nunca dadas al hombre, porque a él se le mostraron todas las cosas desde el principio hasta el fin del mundo "(Doctrina de Salvación 2:232).

Durante su poderosa experiencia sagrada, el hermano de Jared fue capaz de penetrar el velo y ver "el dedo del Señor" (Éter 3:6). Después de una breve examinacion de la comprension del  hermano de Jared de lo que le estaba pasando, el Señor reveló un mayor conocimiento de él. A causa de la fe sin igual y la humildad del hermano de Jared, Jesucristo "se mostró a él," y declaró, "Porque sabes estas cosas, eres redimido de la caída; por tanto, eres traído de nuevo a mi presencia; por consiguiente yo me manifiesto a ti."(Éter 3:13). Pocos mortales en registros han recibido esta experiencia gloriosa.

Luego, como si la explicación de la diferencia distintiva entre la revelación y sus otras apariciones para el hombre, Jesucristo dijo: "He aquí, yo soy el que fue preparado desde la fundación del mundo para redimir a mi pueblo. He aquí, soy Jesucristo. Soy el Padre y el Hijo.... Y nunca me he mostrado al hombre a quien he creado, porque jamás ha acreído en mí el hombre como tú lo has hecho.... He aquí, este cuerpo que ves ahora es el cuerpo de mi espíritu; y he creado al hombre a semejanza del cuerpo de mi espíritu; y así como me aparezco a ti en el espíritu, apareceré a mi pueblo en la carne."  (Éter 3:14-18). 

Moroni  introdujo en el registro la aclaración de que él "no podría hacer una relación completa de estas cosas que están escritas, bástame, por tanto, decir que Jesús se mostró a este hombre en el espíritu, según la manera y a semejanza del mismo cuerpo con que se mostró a los nefitas. "(v 17), añadiendo que Jesús ministró al hermano de Jared" así como él ministró a los nefitas "(v 18). El élder Bruce R. McConkie explicó: "En su contexto y a la luz de otros pasajes, esto significa que ninguna persona antes había tenido tanta fe como Moriancumer y que, como consecuencia, ninguno había ganado tan comprensivamente una revelación de la personalidad de Cristo. El velo fue retirado por completo y el Señor se apareció de una manera más completa y en una forma que nunca antes había sucedido "(Doctrina Mormona 464). Dicho de otra manera el hermano de Jared recibió la bendición del Segundo Consolador , la presencia personal y el ministerio del Señor Dios mismo (ver Juan 14:18, 21, 23; TPJS 149-51).

El perfecto conocimiento de este hombre hizo que "no se le pudiera impedir ver dentro del velo" (Éter 3:19). Además, "el Señor no pudo retener nada de él, pues sabía que el Señor podía mostrarle todas las cosas" (v 26). Se le dio una visión de "todos los habitantes de la tierra que había sido, y también todo lo que serian... Hasta los últimos confines de la tierra" (v 25). El Señor dio instrucciones al hermano de Jared para sellar estas cosas para ser mostrado en su debido tiempo (v 27; véase también 2 Nefi 27:7, 10).

Al igual que el hermano de Jared, los Santos de los Últimos Días disponer del poder, las llaves, convenios, ordenanzas y santuarios para recibir "la plenitud del sacerdocio" (véase D. y C. 124:28; TPJS 321-24). El profeta José Smith enseñó que "todos los profetas que han escrito, desde los días del justo Abel, hasta el último hombre..." han tenido el objetivo de reunir el pueblo del Señor (TPJS 83). Más adelante añadió: "¿Por qué reunir  a la gente en este lugar? Con el mismo fin que Jesús quiso reunir a los Judios, para recibir las ordenanzas, las bendiciones, y las glorias que Dios tiene reservado para sus santos" (TPJS 312). Al igual que Jesucristo,el hermano de Jared subió un monte santo y recibió visiones gloriosas y, probablemente, sus invesidura (Éter capítulos 2, 3; comparar Matt. Capítulo 17). Siguiendo el mismo patrón, los Santos de Dios entran a la montaña " la casa del Señor" y se han abierto a ellos "todo lo... Que había sido, y también todo lo que sera" (Isaías 2:2-3; Éter 3: 25). El profeta José Smith prometió que "el menor de los Santos puede saber todas las cosas tans rápido comoe es capaz de soportarlo, porque el día debe llegar cuando nadie necesita decir a su vecino, conozco al Señor, porque todos le conocen desde el menor hasta el mayor. ¿Cómo se llega a esto? Es hecho  por medio de el poder para sellar, y el Consolador de que se ha hablado, que se manifiesta por la revelación "(TPJS 149).

Fourth Nephi through Moroni: From Zion to Destruction by Charles D. Tate, Monte S. Nyman

Publicar un comentario

D&C 49 Ann Lee y los tembladores

Prefacio D&C 49 "Revelación dada por medio de José Smith el Profeta a Sidney Rigdon, Parley P. Pratt y Leman Copley en Kir...

Entradas populares