Quiasmo y Paralelismos 1 Nefi 5

A Y aconteció que después de haber viajado por el desierto
B hasta donde estaba nuestro padre,
C he aquí, éste se llenó de gozo;
C y también mi madre Saríah se regocijó en extremo,
B porque verdaderamente se había afligido por nosotros;
A porque creía que habíamos perecido en el desierto,



A y también se había quejado mucho contra mi padre,
B acusándolo de visionario, diciendo:
C Tú nos has sacado de
D la tierra de nuestra herencia,
E y mis hijos ya no existen
F y nosotros pereceremos
G en el desierto.
H Y según esta manera de hablar,
I mi madre
J se había quejado contra mi padre.


A Y había sucedido que mi padre le había hablado, diciendo:
B Sé que soy hombre visionario, porque si no hubiera visto las cosas de Dios...
C Pero he aquí, he obtenido
D una tierra de promisión y me regocijo en estas cosas; sí,
E y yo sé que el Señor librará a mis hijos de las manos de Labán,
F y los hará volver a nosotros
G en el desierto.
H Y con estas palabras
I mi padre Lehi
J consoló a mi madre Saríah, con respecto a nosotros...

A y cuando volvimos a la tienda de mi padre, se llenaron de gozo; y mi madre se consoló.
B Y ella habló, diciendo:
C Ahora sé con certeza que el Señor ha mandado a mi marido...
D sí, y también sé de seguro que el Señor ha protegido a mis hijos,
D los ha librado de las manos de Labán
C y les ha dado poder para llevar a cabo lo que el Señor les ha mandado.
B Y según esta manera de hablar se expresó ella.
A Y aconteció que se regocijaron en extremo, y ofrecieron sacrificios y holocaustos al Señor; y dieron gracias al Dios de Israel.
Publicar un comentario

Entradas populares

Jaquín y Boaz

El Mormonismo visto desde el lado de Los Masones

Filacterias y Flecos