¿No sabéis que sois templo de Dios, y que el Espíritu de Dios mora en vosotros?




A través del proceso de los ritos del templo, usted se convierte en santo o que puede llegar a serlo. Ya sea que usted está dispuesto a aceptar la santidad que se ofrece o no ,depende de usted. Pero si usted decide aceptar la santidad que se ofrece en el espíritu con el que se ofrece, y obedece los pactos, las cargas y obligaciones que se encuentran allí, entonces usted tiene una herramienta para recuperar su asociación perdida con Dios. El templo puede convertirlo en un templo. Usted se convierte en la "Casa de Dios" con su Espíritu morando dentro de ti. El apóstol Pablo no sólo estaba usando una analogía útil, más bien quiso describir una profunda verdad cuando escribió:

"¿No sabéis que sois templo de Dios, y que el Espíritu de Dios mora en vosotros? Si alguno profanare el templo de Dios, Dios le destruirá a el, porque el templo de Dios , el cual sois vosotros, santo es "(1 Corintios 3:16-17). Usted se convierte en un lugar santo el cual El puede y visitara de vez en cuando. Tomará posesión de su morada con usted. Utilice el templo para limpiarse. Utilice los ritos del Templo para separarse de del mundo. Hágase usted mismo un "espacio sagrado", que se aparta del mundo, detrás de un velo, donde está el Espíritu del Señor está desenfrenado. Estos ritos aplican el poder de la expiación de Jesucristo para limpiar, purificar, lavar, ungir, vestir y dotarlo a usted con el poder.

Acéptelo en fe, no dudando nada, y dése cuenta que el "poder de la divinidad" puede y se manifestará a través de ellas.


The Second Comforter: Conversing With the Lord Through the Veil by Denver C. Jr. Snuffer
1 comentario

Entradas populares

Jaquín y Boaz

El Mormonismo visto desde el lado de Los Masones

Filacterias y Flecos