domingo, 29 de abril de 2018

Una revision introductoria de la naturaleza del alma - El Espíritu de Verdad - Cristo como el Espíritu de Verdad








He aquí, tú sabes que me has preguntado y yo te iluminé la mente; y ahora te digo estas cosas para que sepas que te ha iluminado el Espíritu de verdad [1]


Así que, en el principio era el Verbo, porque él era el Verbo, sí, el mensajero de salvación, la luz y el Redentor del mundo; el Espíritu de verdad que vino al mundo, porque el mundo fue hecho por él, y en él estaban la vida y la luz de los hombres.

Y yo, Juan, doy testimonio de que vi su gloria, como la gloria del Unigénito del Padre, lleno de gracia y de verdad, sí, el Espíritu de verdad que vino y moró en la carne, y habitó entre nosotros.

El Espíritu de verdad es de Dios. Yo soy el Espíritu de verdad, y Juan dio testimonio de mí, diciendo: Él recibió la plenitud de la verdad, sí, aun de toda la verdad;[2]

Y en ese día descendió sobre Adán el Espíritu Santo, que da testimonio del Padre y del Hijo, diciendo: Soy el Unigénito del Padre desde el principio, desde ahora y para siempre, para que así como has caído puedas ser redimido; y también todo el género humano, sí, cuantos quieran. [3]

[1] D&C 6:15
[2] D&C 93:8-9, 11, 26)
[3] Moises 5:9




Publicar un comentario

La investidura es un mapa mental-espiritual

En nuestro viaje de regreso a la presencia de Dios, las Escrituras, las palabras de los profetas y los impulsos del Espírit...

Entradas populares